All American Five RCA 8X541

Continuando con la saga de los All American Five de la que ya hablamos en esta entrada, hoy tenemos esta RCA que demuestra que un diseño hermoso no requiere una ornamentación excesiva. La simplicidad del mismo le da un atractivo atemporal, aunque claramente sus líneas reflejan un momento donde lo “atómico” estaba en la cúspide.

He de confesar que RCA, como empresa, siempre me produjo admiración, consciente de que tenía sus puntos oscuros (sobre todo en lo que a competencia se refiere) pero su legado pasa por el de un gigante de la industria tanto electrónica como audiovisual. En mayor o menor grado todos los fabricantes de radios y equipos de comunicaciones dependían de RCA, ya sea por sus componentes (válvulas, bobinas, etc) como por sus patentes.

RCA es para la electrónica lo que Ford para el automóvil, con todas sus luces y sombras.

Aquí les dejo un video documental de los laboratorios y desarrollo de receptores de la RCA de 1942.

Documental laboratorios de RCA en 1942

La RCA 8X541 es un All American Five de 1950 con todas las letras ya que para ese momento la tecnología de filamentos en serie estaba madura. Pero, hay algunos avances, quizás no tan estridentes pero dignos de comentar.

Por supuesto, todas sus válvulas son también producidas por RCA, en este caso la evolución llega de la mano de las válvulas con zócalo octal.

En las versiones anteriores la conexión de la grilla se ubicaba en la parte superior de la válvula y por lo tanto requería de su cableado en forma particular. En las válvulas de zócalo octal todas las conexiones están disponibles en el zócalo, con lo que se puede mejorar el apantallamiento de la conexión a la grilla, susceptible a oscilaciones y captación de ruidos.

Siguiendo el clásico pragmatismo americano, la numeración apenas cambia, se agrega la letra S (por “Single end”) en su numeración, por ejemplo, la válvula 12K7 pasa a ser 12SK7 octal.

Por otro lado, en las válvulas más susceptibles a captar ruidos y oscilaciones, se usan sus versiones metálicas, dejando para la salida de audio y rectificadora las versiones de vidrio.

Nuevamente, la nomenclatura era simple para las versiones metálicas y, se les agregaba al final las letras G o GT (Glass Tube) para las versiones de vidrio.

Hay que decir que, desgraciadamente, la practicidad de este sistema de identificación de válvulas no perduró en el tiempo. Con solo mirar la numeración, uno, podía fácilmente deducir la función, tensión de filamento, conexión del mismo y alguna que otra virtud de la misma sin recurrir a ninguna hoja de datos y, esto, era igual independientemente del fabricante de la válvula. Las válvulas europeas siguen una lógica similar, pero con otra nomenclatura.

Todo se rompió cuando llegaron los transistores, donde cada fabricante puso la numeración que mejor le parecía y no hay una regla unificada con lo cual es muy difícil saber algo de un transistor sin recurrir a su hoja de datos, es más, muchas veces transistores equivalentes son llamados de distinta forma según el fabricante.

Diferentes formatos de válvulas RCA
Prueba de válvulas RCA

El juego de válvulas que lleva este receptor es 12SA7 para el oscilador mezclador, 12SK7 para el amplificador de frecuencia intermedia, 12SQ7 para el demodulador y previo de audio, 50L6GT para el amplificador de audio y 35Z5GT para la rectificadora, que, después de lo dicho anteriormente, deberíamos ser capaces de identificar sus características fácilmente.

Esquema RCA 8X541

Como mencioné en la entrada anterior, estos circuitos AAF funcionaban muy bien cuando la calidad de los componentes así lo era, y la RCA 8X541 no es la excepción a pesar de ser un modelo económico.

De hecho, el precio de venta en septiembre de 1950 para buena parte de Estados Unidos era de U$S21.95, algo así como U$S 250 ajustado a valor actual, y aunque para los estándares actuales no es precisamente económica (por ese dinero hoy podemos comprar una Tivoli ONE, mucho más lujosa) hay que considerar que en ese momento estábamos hablando de una tecnología moderna y que estaba en proceso de masificación. Por supuesto, comprar una radio, aunque sea económica significaba el salario de un mes de trabajo para un operario promedio.

Publicidad RCA diciembre de 1950

RCA era capaz de producir de todo, tanto equipos de gama alta como más simples destinados a las masas, pero siempre manteniendo un estándar de calidad y ese era, pienso yo, su punta de lanza en el marketing.

Y en ese sentido, todas sus radios, inclusive esta pequeña, venían con el sello de calidad y respuesta tonal que RCA denominó “Garganta dorada” (Golden Throat). En rigor, desde lo técnico, con este sello, RCA, garantizaba que sus productos habían pasado por sus estándares de calidad que en general eran más estrictos que la media y con ello, el sonido (respuesta tonal) y la sensibilidad de la radio eran mejores que si se usaran componentes estándar. Nota personal: es una sutileza, pero en verdad se nota esa mejora de calidad.

Y para que no quedaran dudas de su compromiso con la calidad, el mismo jefe de ingeniería (D.D. Cole) estampaba su firma en todos esos equipos. Ya que hablamos, la Tivoli ONE también lleva adelante esta estrategia con la firma del prestigioso Henry Kloss.

Certificado de calidad RCA

El montaje del chasis es un tanto peculiar, en lugar del clásico montaje horizontal sobre el piso del gabinete, el mismo, se encuentra colocado de forma vertical paralelo al frente. Como todo, esto también tiene consecuencias. Por un lado, hay más superficie para alojar componentes, con lo cual su arquitectura es bastante abierta y con espacio generoso a pesar del pequeño tamaño de la radio, por otro, las válvulas quedan horizontalmente y aquí hay un tema con la disipación de calor.

Al respecto he visto quejas sobre que este montaje es muy malo desde el punto de vista del calor generado, pero eso es algo que yo no comparto porque no le encuentro asidero técnico.

Según las hojas de datos de las válvulas, éstas se pueden montar tanto vertical como horizontalmente sin problemas, o sea, por ahí da exactamente lo mismo un montaje que otro. Pero lo que para mí no es lo mismo es la forma en la que circula el calor (por convección de aire) dentro del gabinete. Por la ubicación de las válvulas, las que mayor temperatura desarrollan están en la parte inferior y las más frías están en la parte superior, si analizamos, el aire frio ingresa por la parte inferior (ya que no hay nada que lo impida) y se empieza a calentar y por supuesto, subir, con lo cual se genera un flujo de aire caliente desde el fondo de la radio hasta la parte superior bastante limpio y sin obstáculos. En un diseño acertado, la tapa posterior tiene una toma de aire en la parte inferior y otra en la parte superior para evacuarlo.

En los diseños con chasis horizontal (clásico) el flujo de aire caliente se ve obstaculizado por el mismo chasis.

Una contundente prueba de que este sistema de flujo de calor interno funciona satisfactoriamente es ver que no hay quebraduras en la parte superior del gabinete de bakelita, algo habitual para las radios de este tipo con chasis horizontal. Pero no solo mi radio no evidencia quebraduras, invito al lector a buscar en internet y ver que no encontrará ninguna radio de este modelo con la clásica rotura superior por calor.

Pero yendo más a fondo aun, y con seguridad los ingenieros de RCA lo han hecho, los transformadores de FI que podrían ser vulnerables al calor están colocados junto a válvulas relativamente frías (12SA7, 12SK7 y 12SQ7), algo que demuestra un cuidadoso diseño del layout. Esto parece una nimiedad, pero he visto radios en donde eso no se cuidó y una 50L6 (generadora de muchísimo calor) termina montada al lado de una bobina en baño de parafina.

Chasis 8X541 montado en su interior
Chasis 8X541 RC-1065
Tapa trasera 8X541, observar toma de aire inferior y salida superior

Un último detalle, quizás el más evidente, es la elegante solución que le encontraron al dial. En la inmensa mayoría de las radios, el movimiento del tándem de sintonía se realiza mediante un sistema de transmisión con hilo y poleas, de forma de llevar los 180° de giro del mismo a un número varias veces superior en el giro de la perilla que lo acciona. Esto es eficaz para dar precisión al usuario que desea sintonizar una emisora. Sin embargo, exige una cuota importante de destreza en el momento de montaje y su consecuente costo. Sumado a que es un punto frecuente de problemas. En el caso de la 8X541 no hay nada de eso, la perilla (por llamarla de alguna forma) que controla el dial, acopla directamente al eje del tándem, con lo cual solo gira 180° y para compensar la falta de precisión que ello ocasionaría le dieron un tamaño más que importante (10 cm) y en la misma se encuentra la graduación de frecuencias, simple y sin exceso de indicaciones. ¡Aplausos por esto!, es un ejemplo que las buenas soluciones no necesitan ser caras o complejas. El mecanismo funciona de maravillas, es preciso, robusto, confiable y a mi parecer, hermoso, sin contar que para la fábrica significó ahorro en materiales y tiempo de montaje. Ahora que lo pienso… la Tivoli ONE tiene un dial similar, pero con reducción de engranajes (nota mental: preparar una entrada de la Tivoli).

Vista del frente y su generoso dial

Conclusiones:

Mucho ya se ha dicho de RCA, la marca que si bien no despierta pasiones ha sido el referente indiscutido en el mundo de la radio, televisión y electrónica de consumo del siglo XX.

En particular, la 8X541, es una radio que, si bien no brilla espectacularidad, encanta. Y lo hace con un diseño sobrio y minimalista pero que no tiene contras, Se podría resumir como un diseño inteligente y racional. Y esto vale tanto para su apariencia exterior como para su electrónica.

Los hechos hablan por sí solos de la calidad de los componentes de los receptores RCA, más de 70 años después de su fabricación, ésta y muchas otras radios siguen funcionando con sus válvulas originales y no muestran signos de agotamiento. Esto es impresionante si pensamos en el funcionamiento de la misma como si fuese una lámpara incandescente. Desafío a cualquiera que me diga si alguna de las omnipresentes y veneradas lámparas LED que posee en su casa ha dado una vida útil si quiera cercana a los 5 años.

El sonido de la 8X541 es cálido y fuerte, sin distorsiones apreciables, suficientemente bueno para cualquier ambiente doméstico. La sensibilidad es muy buena en todo el dial aun sin contar con antena externa. La antena de cuadro interna es suficiente para una recepción adecuada incluso para los estándares de hoy día.

Su uso no puede ser más simple, un gran control del dial otorga una sintonía precisa ya que al carecer de métodos mecánicos más complejos no hay juegos producto del desgaste como suele aparecer en las radios con dial controlado por hilos. El encendido y volumen está ubicado en un lateral, algo clásico y distintivo de RCA. Una radio RCA no sería una RCA si no tuviese un control en uno de los laterales.

Y no hay más, simple y efectivo, nada de controles de tono (de dudosa efectividad, por cierto) ni bandas de onda corta ni diales excesivamente cargados de información. La belleza de lo simple.

Vista lateral perilla de encendido y volumen
Etiquetas y certificado de calidad en la parte inferior de la radio
Dial y vista superior
Dial y frente
RCA 8X541
Interior y antena de cuadro 8X541
Dial iluminado
RCA 8X541 de 1950
Prueba RCA 8X541

Enlaces:

https://youtube.com/@VintaRadio

Si necesitas información para tu restauración no dejes de visitar las secciones de Esquemas o Bibliografía,  también puedes hacer una pregunta al Foro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.